Monday, September 26, 2005

La creación

Venga, no es que me metí a filósofo y quiero hablar sobre la creación del mundo ni mucho menos. No es que uno se considere artista, creo que me falta mucho talento para serlo. Solo que siempre, a pesar de todo, he tenido la curiosidad –a veces disfrazada convenientemente de necesidad- de expresarme artísticamente. Y la verdad es que me he descubierto como un tipo poco disciplinado para esas cosas.
Lo que quiere decir, en la práctica, que no es una necesidad sino pura y simple curiosidad, incluso envidia, porque me encantaría crear algo, pero en realidad no me muero por hacerlo.
Quizás he tenido la oportunidad de expresarme por otras vías. Por ejemplo: ahora mismo me toca escribir sopotocientos guiones de La Máquina de Chuíto. Esa ha sido una manera de expresar mi manera de ver el mundo, y la verdad es que me lo estoy disfrutando de lo lindo.
Otra cosa que termina uno descubriendo es su profundo pragmatismo, que se expresa también de otras formas, pero que es una gran limitante de la subjetividad del artista, quien se expresa como sea. En mi caso, prefiero ser más literal: quizás se trate de algo aprendido en la carrera, donde le piden a uno ser lo más objetivo posible. Para mi es importante comunicar, y que el mensaje sea inequívoco, nada de interpretaciones. Pero sin darle a la gente las cosas masticadas hasta el cansancio, no hace falta explicar tanto.
El asunto es que, con todo, sigo teniendo ese vacío en el estómago, esa picazón en las manos: escribir un libro, tocar algún instrumento musical, pintar algo, modelar aunque sea plastilina… Crear algo que salga de mis manos, mi corazón y mi cabezota pelada.
Me reconozco como un artista frustrado. En mi casa nadie tenía esas inclinaciones. Nunca nadie tocó cuatro, apenas un tío pintó un par de cosas… y yo me quedé con las ganas. Dirán que todavía hay tiempo… ojalá… Apenas haga algo les aviso.
Saludos
PD: Por cierto, Richard parece estar mejor... flores de bach mediante...

0 Comments:

Post a Comment

<< Home