Tuesday, October 04, 2005

Cayendo por su propio peso

Hace apenas un par de días escribía sobre el odio y la ira. Agradezco enormemente a las personas que se preocuparon por mi durante este breve tiempo, ya que en efecto han sido momentos muy extraños.
Sin embargo, creo justo informarles a quienes siguen este diario electrónico que muy probablemente la situación que confrontamos está por solucionarse con bien, sin sangre ni violencia. Si Dios quiere y todo sale como esperamos luego de las respectivas negociaciones, pronto daremos punto final a esta situación que nos tenía tan preocupados.
Así que después de un buen susto, un buen gusto... a ver si salgo a celebrar un día de estos...
Un abrazo a todos...
PD: ¿Los detalles? pregunten y les cuento... ;)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home