Monday, October 03, 2005

Me comienzan las clases

Así decía Felipe a sus amigos cuando estos le invitaban a jugar a la plaza poco antes del inicio de clases. Mafalda protestaba, señalando que no le comienzan solo a "él", sino a todos, a lo que Felipe dice que él no tiene nada que ver con la angustia de los demás...
Así ando yo, angustiado porque ME comienzan las clases, y a muchos de mis amigos y colegas NO. La cosa me angustia porque en la práctica son unas 10 horas semanales -en un cálculo bastante conservador- que le tengo que dedicar a esta actividad académica.
¿Y entonces - se preguntarán ustedes con justa razón - por qué carrizo das clases?
La respuesta es sencilla: como dirían en mi dulce hogar, "sarna con gusto no pica". Me encanta dar clases. Disfruto enormemente recibir el año con un montón de muchachitos que tienen muy poca idea sobre lo que es la producción de programas de radio y terminar el año contrastando la diferencia, cuando veo a un grupo de muchachos que ahora producen programas dignos de ser escuchados en cualquier emisora.
Esa es la razón fundamental: poder colaborar con el crecimiento profesional de una persona, para que tenga herramientas adecuadas para su futuro laboral. Pero hay más.
Otra de esas razones que me llevan feliz de regreso al aula de clases es poder compartir con mis alumnos algunas ideas sobre la labor de los comunicadores sociales, su función, la ética, el ejercicio profesional visto a la luz de los acontecimientos que nos acompañan desde hace un buen tiempo ya. Poder confrontar nuestro actual sistema de ideas, definir y valorar los cambios que son necesarios y urgentes para que los medios de comunicación, y en especial los profesionales de los medios audiovisuales, tengan criterio suficiente para realizar una labor que, por sobre todo, respete al público y le ofrezca contenidos de altísima calidad.
Estoy angustiado porque me comienzan las clases... pero qué de pinga...
Saludos, hablamos pronto...

0 Comments:

Post a Comment

<< Home